Cómo prevenir la intoxicación por alimentos

La intoxicación por alimentos (enfermedad transmitida por alimentos) ocurre por lo general cuando no se preparan o almacenan los alimentos de manera segura. Si los alimentos no se manipulan correctamente, pueden crecer microbios (bacterias). Los microbios también crecen en cualquier superficie, como las tablas para cortar y las esponjas. Cuando los microbios o el veneno que producen ingresa al cuerpo, pueden producir diarrea, vómitos y dolor de cabeza. En algunos casos, la intoxicación por alimentos puede ser mortal si no se trata de inmediato.

Fíjese antes de comprar

  • Revise la fecha de vencimiento de todos los alimentos.

  • Fíjese que el sellado o la envoltura no estén rotos, dañados ni con pérdidas.

  • Asegúrese de que las latas no estén infladas ni hundidas, que los frascos no estén agrietados y que las tapas estén bien cerradas.

  • Revise que los huevos no estén rotos ni agrietados.

Lave todo

Hombre lavando tomates en el fregadero de una cocina.

  • Lávese las manos con frecuencia con agua tibia y jabonosa. Lávese siempre las manos después de tocar carne de res o de ave cruda.

  • Enjuague todas las frutas y verduras.

  • Lave los cuchillos, tenedores, platos y otros artículos que estén en contacto con la comida.

  • Lave las tablas para cortar con agua jabonosa caliente. Use 1 tabla para cortar y 1 cuchillo para la carne. Use otra tabla y otro cuchillo para las frutas y verduras. Cámbielos con frecuencia.

  • Limpie las encimeras de la cocina antes y después de poner comida sobre ellas.

  • Lave las esponjas todos los días. Cámbielas con frecuencia.

  • Lave los paños de cocina y repasadores con agua caliente jabonosa. Use 1 repasador para las manos y otro para los platos.

Consejos para almacenar la comida de forma segura

  • Guarde las sobras de comida en el refrigerador de inmediato.

  • Divida los alimentos en recipientes pequeños y poco profundos para que se enfríen más rápido.

  • Deseche la comida que haya quedado afuera por más de 2 horas.

Mantenga calientes las comidas calientes

Cocine la carne a una temperatura segura para eliminar E. coli y otras bacterias que pueda haber en la carne. Utilice un termómetro para alimentos al cocinar. Al cocinar carne, siga estas pautas de temperatura:

  • Cocine la carne molida (de res o vacuna, de ternera, cerdo, cordero) y las mezclas de carne a 160 °F (71 °C) como mínimo.

  • Cocine la carne fresca de res o vacuna, de ternera, cerdo, cordero (en filetes, chuletas o trozos) y el pescado a 145 °F (63 °C) como mínimo.

  • Cocine la carne de ave (incluso el pollo y el pavo molido) y todas las sobras y los guisos a una temperatura interna de al menos 165 °F (74 °C).

También asegúrese de lo siguiente:

  • Cocine los huevos hasta que las yemas y las claras estén firmes.

  • Cocine por separado el relleno para pollo o pavo. No lo cocine dentro del ave.

Mantenga fríos los alimentos fríos

  • Los alimentos fríos deben mantenerse debajo de los 40 °F (4 °C). 

  • Coloque los alimentos fríos en el refrigerador o en el congelador de inmediato cuando los lleve a su casa. No los deje en el automóvil mientras hace otras diligencias.

  • Descongele la comida en el refrigerador o en el microondas, no en la encimera.

  • Guarde los almuerzos escolares o para picnics en una bolsa térmica con una compresa de hielo.

Mantenga separados los alimentos crudos de los cocidos

  • Nunca coloque carne cocida en una plato que tenga jugos de carne cruda.

  • No reutilice una marinada ni la vierta sobre comida ya cocida.

  • No coma mariscos, huevos ni carne crudos ni beba leche no pasteurizada.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.